Buscar
  • Dr.Hans Naihans

Flujo Femenino


Hoy quiero hablar de una situación que aparte de ser incomoda para las damas, puede llegar a convertirse en un problema ginecológico, la famosa Leucorrea o flujo vaginal.


A toda secreción producida en la vagina desde la casi transparente y normal, hasta la opaca más densa y problemática, se le denomina Leucorrea. En una mujer cuyos periodos menstruales son regulares, la vagina siempre está segregando una especie de moco, el cual aumenta en la mitad del periodo, es decir durante la ovulación, como una reacción del organismo para ayudar en la fecundación y que en muchos casos puede ser abundante sin llegar a ser anormal, ni causar mayor molestia que la del uso de un protector. Esta secreción no va acompañada ni de olor, rasquiña e irritación.


Cuando hablamos de las otras secreciones más densas y de diferente color, que además producen molestias, debemos referirnos a las diferentes causas que las ocasionan, desde objetos extraños en la vagina como: papel higiénico, los tampones, entre otros; hasta infecciones que pueden llegar a producir problemas ginecológicos graves. Los objetos extraños son más frecuentes en las jóvenes y en las niñas, produciendo un aumento de la secreción vaginal, que si perdura puede llegar a tener olor fétido y causar molestias locales. La manera de tratarlo es retirando el objeto extraño.


La causa más común de infección bacteriana en la mujer adulta y con vida sexual activa, se debe a una baja en los estrógenos, que son como soldaditos de defensa vaginal. Cuando existe, es más fácil que la vagina se contamine principalmente por bacterias como Gardnerella vaginalis. Esta produce un flujo o leucorrea mal oliente, pero que no causa rasquiña y debe ser tratada.


Otro de los flujos frecuentes y que es muy molesto para las pacientes es el de la candidiasis vaginal (hongos), debido a que produce enrojecimiento de los labios, inflamación, demasiada rasquiña y puede llegar a causar ardor al orinar. El flujo es más concentrado, grumoso y blanquecino, sino se trata a tiempo, puede causa inflamación del cuello uterino, molestias durante las relaciones sexuales y contaminar la matriz.


La trichomoniasis vaginal es otro tipo de flujo molesto, que produce un olor a pescado rancio, además de ardor con la orina, inflamación excesiva en los labios y paredes vaginales y es de color amarillento.


Un flujo complicado es el causado por la Neisseria gonorrhoeae, la bacteria que produce la gonorrea, cuyo flujo es verde, muy fétido, puede producir síntomas generales como fiebre, malestar general y si no se trata, puede llegar causar una enfermedad inflamatoria pélvica, que es la infección de los órganos genitales internos femeninos. Esta es considerada una enfermedad de transmisión sexual.


También los virus como el de papiloma y el del herpes, pueden llegar a producir leucorreas, que usualmente pasan desapercibidas porque son asintomáticas y las señoras las consideran como secreciones normales. La sífilis, los condilomas, el mycoplasma, pueden también producir Leucorreas.


¿Que es lo más importante?


No considerar que todos los flujos son normales, no hacerse tratamientos indiscriminados y recurrir al profesional de la salud, para que haga un verdadero diagnóstico y formule el tratamiento adecuado, el cual usualmente lo ratifica un frotis de flujo vaginal.


Dr. Hans Naihans E


video:https://www.instagram.com/freecreativestuff/


#tratamiento #flujo #leucorrea #vagina #ginecologo #medicina #medico #doctor #enfermedad #sexo #salud

300 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Dismenorrea

Seguir

  • Facebook
  • LinkedIn

Contacto

(571) 6215302

Dirección

Calle 94 no 15 - 32 Consultorio 504,  110221 Bogotá, Colombia

©2020 por Dr.Hans Naihans. Creada con Wix.com