¿Debemos Vacunarnos?

Actualizado: 26 ago 2021


Quiero primero saludarlos a ustedes mis leales lectores y reiterarles mi agradecimiento por la fidelidad que tienen para conmigo y nuestra cita para hablar de salud. Luego de que muchos de mis pacientes y algunos de ustedes me preguntaran y me solicitaran una opinión y de hecho un artículo acerca de la necesidad de vacunarse, he decidido exponer algunos hechos e información importante sobre la vacunación, para que ustedes puedan tomar una decisión informada.


Estímulos y factores externos:


Para poder entender cómo actúan las vacunas en el organismo, es importante entender cómo funciona nuestro cuerpo, comenzando a cómo responde ante el medio ambiente y los diferentes factores y estímulos externos a los que está expuesto a lo largo de la vida y a los agentes que le pueden enfermar. Algunos de estos estímulos y factores además de agradables, son benéficos para el cuerpo, como lo son el sol, una caricia de un ser amado, un buen aroma, una excelente comida o bebida, la brisa, el agua, el sol, entre otros. Pero existen otros que resultan perjudiciales y pueden causar enfermedades o dañar alguna parte u órgano del cuerpo, incluso aquellas caricias, aromas o comidas, llegan a tornarse perjudiciales sin son recibidos en exceso o a causa de la forma en la que se le presentan a una persona.


El calor del sol que a veces resulta tan agradable y que provee de energía al cuerpo humano, en exceso puede producir insolación e incluso la exposición prolongada a los rayos del sol aumenta el riego de contraer un cáncer de piel; la comida es deliciosa y necesaria, pero la ingesta desmedida ocasiona obesidad, un aumento en el colesterol o los triglicéridos (grasas), e incluso pone en peligro la vida humana si existe una diabetes (azúcar alto en la sangre) y el paciente no se cuida.


Hay muchos estímulos cuya prevención o percepción le resulta difícil a nuestros sentidos, como los son una caída o un golpe, una comida en descomposición, algunos gases tóxicos que se pueden inhalar en el medio ambiente, diversidad de sustancias que pueden ser absorbidas a través de la piel y que afectar los tejidos e incluso enfermar el resto del cuerpo humano. Dentro de este grupo existen organismos microscópicos que son imperceptibles a la vista, como los parasitos, tanto externos como internos.


Parásitos externos: Es importante mencionar que muchos de ellos son contagiosos.

  1. Los piojos que habitan en las zonas peludas del cuerpo.

  2. Algunas larvas de moscas.

  3. Las pulgas que se alimentan de la sangre.

  4. Los ácaros.

  5. La Sarna.

Parásitos internos: Estos se dirigen y viven dentro del organismo.

  1. Las lombrices y las amibas que se encuentran en los intestinos.

  2. Existen otros parasitos que son transmitidos por insectos, como en el caso del paludismo o malaria y la enfermedad de Chagas.

Y por último existen otra serie de microorganismos como lo son las bacterias, los virus y los hongos, los cuales una vez penetran en nuestro organismo ya sea por la boca, la nariz, el ano, la vagina, el pene, por heridas o por transfusiones; se riegan a través de la sangre a todos los órganos y además de enfermar al paciente, le pueden ocasionar la muerte sino son tratados a tiempo, al impedir que los órganos afectados cumplan con su función. Algunos ejemplos son:


  1. Las enfermedades eruptivas de la infancia producidas por virus.

  2. Las gripas.

  3. Las afecciones de garganta usualmente producidas por bacterias.

  4. La gonorrea: si quieres saber más sobre esta información haz click en la palabra y verás una entrada en la que hablé sobre este padecimiento.

  5. La sífilis: Si tienes dudas sobre esta enfermedad, haz click en la palabra.

  6. Los hongos en las uñas o el pelo, o en la vagina en donde producen flujo.

Respuesta del cuerpo a dichos estímulos y factores:


Nuestro cuerpo tiene unas barreras naturales cuya función es intentar impedir el paso de estos patógenos. Algunas de ellas son:

  1. Como primera medida la piel.

  2. Los vellos de la nariz.

  3. Las mucosas.

Sin embargo en muchas ocasiones, estas barreras estas no son suficientes, por lo que el cuerpo cuenta con un sistema de defensa denominado sistema inmune. En los primeros años de vida del ser humano, este se desarrolla gracias a la madre por medio de la leche materna; posteriormente su formación pasa a estar a cargo de una glandula llamada Timo, la cual se encuentra ubicada detrás del esternón y que una vez se llega a la pubertad, delega esta función a la medula osea de los Huesos.


Sistema inmune:


Para entender cómo funciona el sistema de defensa, es importante pensar en una estructura como la militar, donde cada soldado, suboficial, oficial y personal activo, cumple una función, para la cual está entrenado. A continuación explicaré un poco el símil:

  1. Glóbulos blancos: Importante tener en cuenta que no todos son iguales, por lo que no se encargan todos de la misma función, pero la responsabilidad que todos comparten es la de ser la primera línea de defensa. Es decir que son ellos quienes ante cualquier ataque al cuerpo, ya sea por bacterias, virus u hongos, están entrenados para responder y deben hacerlo en consecuencia.

  2. Macrófagos: Son los encargados de vigilar y revisar y actuar ante cualquier anormalidad que se presente en el cuerpo. Su función es eliminarla, devorando bien sea las bacteria u cualquier otro microorganismo que esté afectano al paciente.

  3. Linfocitos: Ellos son los generales de este ejército y se dividen en: Linfocitos B, encargados de las municiones y Linfocitos T, encargados de dirigir las tropas. Son ellos quienes: dan las ordenes a los demás soldados, se encargan de tener un archivo de información con el máximo posible de elementos como bacterias, virus, sustancias y demás, que puedan atacar y enfermar el organismo, ya sea porque el cuerpo ya estuvo en contacto con la enfermedad o el elemento que la producía, o porque recibieron de manera externa información de como afrontar ese peligro. El medio de información externo con los datos de dicha amenaza, en este caso sería la vacuna.

Vacuna:


La vacuna consiste en tomar una muestra de un virus y a través de métodos de laboratorio, remover aquellos elementos que le hacen daño al ser humano y su potencialidad para enfermar al cuerpo, para poder inyectarlo en el cuerpo humano. Esto con el fin de que los linfocitos aprendan todo lo que necesitan sobre esta amenaza y le transmitan al resto del cuerpo la información de: cómo es el virus y cómo tiene que defenderse el cuerpo frente a dicha amenaza, para que cada miembro del ejército la guarde en su memoria y pueda actuar si este se presenta de nuevo.


Para aquellos que han leído la versión científica, lo anterior se traduce en que la vacuna es todo antígeno que en nuestro cuerpo es capaz de desarrollar anticuerpos, es decir toda sustancia capaz de crear una línea de defensa en nuestro organismo.


Desafortunadamente no existe una vacuna para todas enfermedades, pero afortunadamente se han logrado vacunas para los padecimientos que han causado más estragos en la población mundial como es la Viruela, la Parálisis infantil (poliomielitis), la Tuberculosis, la Difteria, el Tétanos, la Tos ferina, la Hepatitis, las Enfermedades por Neumococo, el Sarampion, la Gripa, las Paperas, la Fiebre amarilla, la Rubeola, entre otras.


Desde que nacemos, cada vez que nuestro cuerpo se ve atacado por alguna enfermedad, este crea un archivo de información, que los linfocitos se encargarán de retransmitir a todo nuetsro cuerpo, para que siempre este alerta, desafortunadamente el COVID 19 es una enfermedad nueva y para la cual nuestro sistema inmune no tenía algún tipo de conociemiento, por lo que nuestros ejércitos no saben cómo defenderse, qué armas utilizar y cabe mencionar que en el arsenal de medicamentos todavía no contamos con sustancias que puedan matar este asesino, por lo que el único camino que tenemos es que nuestros linfocitos aprendan todo lo que puedan de este Virus, para que sea nuestro cuerpo el que se defianda.


Espero haberles dado un poco de luz acerca del proceso de vacunación, de manera que ustedes puedan tomar una decisión informada. Me despido con algunas recomendaciones para evitar el contagio, lavarse las manos periódicamente, el uso de tapabocas permanentemente, pero no como bufanda sino tapando nariz y boca, mantener las distancias y POR FAVOR NO SUBESTIMEN A ESTE ASESINO Y MENOS TRATEN DE MANEJARLO USTEDES, con cualquier sospecha acudan al personal capacitado.


Pronto nos volveremos a encontrar, los dejo un fuerte abrazo y mi mejor deseo por su bienestar.


Hans Naihans

Hans Naihaus


#medicina #medico #doctor #tratamiento #padecimiento #enfermedad #sinusitis #drhansnaihans #salud #medicinaintegrativa #integrativa #quimioterapia #cancer #autoinmune #medicinaintegrativa #sifilis #herpes #medicinainterna #medicamentos #medicos #calidaddevida #drhansnaihans #drhansnaihaus #vacuna #covid19

644 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo